Cómo tratar superficies alcalinas

Cualquier superficie  alcalina  no está en condiciones de ser pintada, ya que perjudicará la adherencia de los productos a  aplicar sobre ella, provocará manchas en la película de pintura, retardará el secado, etc.

Pared o piso recién construído

Cuando se trate de paredes o pisos exteriores recientemente construidos, es conveniente dejar transcurrir aproximadamente seis meses antes de pintarlos. En caso de tratarse de superficies interiores, se recomienda un tiempo de tres meses de curado, como mínimo.  

A veces no es posible esperar y se resuelve pintar antes de ese período. En cualquiera de los dos casos (curado por tiempo o por tratamiento con ácido muriático), se deberá determinar la existencia de alcalinidad en la superficie.

Verificar alcalinidad con papel pH (valor 7-8). Si es mayor, efectuar tratamiento ácido.

Métodos para detectar la alcalinidad

  • Disolver 1 gramo de FENOFTALEINA en 50 cm3 de alcohol y 50 cm3 de agua. Humedecer la superficie con un trapo o esponja y mientras la pared se encuentra húmeda, aplicar unas gotas de solución de fenoftaleina. Si existe alcalinidad, éste reaccionará sobre la solución y se notará una mancha de color rosado o cereza en proporción con la cantidad de álcali existente.
  • Otro método: humedecer la pared con agua destilada y aplicar sobre ella una tira de papel pH previamente humedecida. Si el valor indica entre 8 y 14, denota la existencia de alcalinidad.

Esquema de trabajo para eliminar la alcalinidad

  1.  Lavar la superficie con una solución preparada de ácido muriático mezclado en partes iguales con agua., protegiendo los ojos y las manos de cualquier salpicadura. Esta solución neutraliza la alcalinidad y prepara la superficie para la aplicación de la pintura.
  2.  Enjuagar bien y dejar secar.
  3. Verificar siempre que el valor final del pH de la superficie esté comprendido entre 7 y 8. Si es superior, repetir los pasos anteriores hasta llegar al valor indicado y si es inferior (lo cual indicará presencia de ácido en la superficie), volver a enjuagar tantas veces como sea necesario hasta llegar al valor indicado y dejar secar.
  4. Cuando la superficie esté en óptimas condiciones para continuar con el trabajo seleccionar el fondo, acondicionador o imprimación que corresponda, que se aplicará previo a la pintura de terminación. (En la etiqueta del envase de cada producto se indica el fondo adecuado.)
  5. Superficies donde se puede encontrar alcalinidad: manpostería, hormigón, viguetas, bloques premoldeados, ladrillos a vista, revoque, carpetas de concreto o cemento.