Cómo solucionar imperfecciones en la pared de mampostería

Si en las superficies nuevas o a repintar existieran hendiduras pequeñas, marcas,  rayaduras o pequeños desniveles, se deberían tratar con enduido (para interior o exterior según corresponda).

Superficies donde se encuentra: Mampostería, hormigón, viguetas y bloques premoldeados, placas de yeso revestidas, ladrillos a la vista, yeso, revoque fino y grueso.

  1.  Eliminar el polvillo que pueda  estar presente en la pared empleando un pincel o un cepillo de cerdas y un trapo convenientemente humedecido con agua. La pintura vieja o desprendida debe ser eliminada totalmente hasta encontrar una base firme.
  2.  En caso de superficies engrasadas, lavar con abundante agua y  detergente y enjuagar muy bien. Dejar secar.
  3.  Aplicar una mano del fondo correspondiente diluido según las  instrucciones de su etiqueta.
  4.  Luego el enduido (interior o exterior, según corresponda) en  capas delgadas con espátula o llana metálica sobre la superficie que está dañada o necesita ser tratada y dejar secar.
  5. Si fuera necesario aplicar varias capas de enduido, hacerlo siempre en capas delgadas, dejando secar entre capa y capa.
  6. Luego lijar bien, retirar el polvillo y aplicar una mano del fondo previamente seleccionado y diluido sobre los sectores enduidos. De esta manera queda la superficie lista para pintar evitando diferencias de absorción con el sustrato original.
  7. Aplicar la pintura de terminación de acuerdo a sus instrucciones.