Estilo rústico en el living

Los materiales: El estilo rústico privilegia la utilización de materiales nobles, durables y naturales. Elementos como la madera, el hierro, la piedra y las fibras naturales como el mimbre o el cáñamo son las estrellas.

Los colores: La paleta de colores asociada al estilo rústico se vincula con los tonos neutros y cálidos. Colores como el marrón (Hopsack SW 6109), beige (Practical Beige SW 6100) y blanco (Modest White SW 6084) están a la orden del día. Opciones como los amarillos (Funky Yellow SW 6913), naranjas (Marigold SW 6664) y verdes secos (Paradise SW 6720) también son de la partida.

Los muebles: Este estilo admite el uso de muebles de gran tamaño siempre y cuando las dimensiones del ambiente lo permitan.  Sillones de madera o fibras naturales, mesas auxiliares, sofás de gran porte son excelentes opciones.

Los objetos: Los objetos y ornamentos son parte vital de esta decoración. Elementos como alfombras, tapices o mantas son ideales para aportar detalles de color, textura y calor. También se pueden sumar a la decoración piezas de vajilla de barro, plantas, cestas de fibras naturales y cualquier otro objeto que se relacione con el campo.