Dos opciones clásicas para los dormitorios de las niñas

Tradicionales como pocos, estos tonos se encuentran muy asociados a lo femenino y a la dulzura, dos características que quedan muy bien en el dormitorio de las pequeñas.

El rosa está fuertemente vinculado al universo de la mujer. Los rosas claros y pasteles (Priscilla SW 6575, Rosily SW 6574) tienen efectos relajantes. Es un color que promueve la calma y el afecto. El Feng Shui asocia este tono a la ingenuidad, bondad y ternura. Es un excelente tono para pequeñas de todas las edades. A medida que las niñas van creciendo opciones más fuertes como los fucsias (Eros Pink SW 6860, Gala Pink SW 6579) se ponen a la orden del día. De hecho este tipo de tonalidades suelen ser elegidas con frecuencia por las adolescentes.

Por su parte la gama de los lilas (Free Spirit 6973, Rhapsody lLlilac SW 6828) y los lavandas (Magical SW 6829, Wisteria SW 6822) también resultan ser muy escogidas para las niñas. Desde el Feng Shui estos tonos se asocian al  misterio, ayudan a desarrollar la intuición e intensifican la capacidad intelectual. Es por esto que son una excelente opción para el dormitorio de niñas un poco más grandes como seren edad escolar. Además estas tonalidades son una opción relajante que  ayuda a desarrollar la calma y la serenidad.